Día mundial de la bicicleta 2016

Aún recuerdo el día que aprendí a montar en bici, fue algo tan especial, tan mágico. Recuerdo que tendría unos 11 años (creo que aprendí tarde por cierto, siempre he sido un poco pato, al menos hasta que lime asperezas con otro tipo de deportes como el fútbol femenino, el patinaje artístico, la gimnasia rítmica, o el karate. Por todos esos deportes pase y mira ahora, lo mas parecido que practico es cuando corro en un paso de peatones) 
Aprendí a montar en bici con unos amigos del colegio y gracias al padre de uno de ellos que tuvo esa paciencia infinita para llegar al momento en el que me solté sin los "ruedines" Cuando aprendes a montar en bici sientes esa sensación de que vas a salir volando y te vas a comer el mundo, puede que también influyera la edad (lógicamente). Pero yo guardo un recuerdo muy bonito. En la actualidad no tengo bici, creo que me he convertido en el "pato mareao" de hace mas de dos décadas...y ahora con treinta años vuelvo a tener la asignatura pendiente, ¿volveré a montar en bici? ¿Será verdad eso de que nunca se olvida? 
Para los que seguis siendo amantes de este deporte hoy se celebra el día mundial de la bicicleta, y que mejor forma de ayudar al medio ambiente, y a nuestra salud que practicandolo!

 
Fuente imagen AQUI

 FELIZ #diamundialdelabicicleta


Twitter   -   Instagram  -  Facebook

Share:

2 comentarios

  1. Yo soy super patosa con la bici, un dia monte en bici e iba a mil por hora porque se me tambaleaba a los lados y no sabia ir despacio, un caos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. hola guapa, yo aprendí a las 4/5 años, asi me pasó que en más de una ocasion me dejé los dientes en el suelo. El verano que tenia 6 años a punto de ir de vacaciones de verano mi madre no me dejaba usar la bici para no ir con todas las rodillas llenas de heridas de vacaciones, pero a mi me apetecía salir con mi amiga Bea, asi que decidí montar con ella en bica, segun ibamos bajando una cuesta que lleva a la plaza del pueblo la bici patinó, la rueda delantera se quedó clavada y sali volando por encima de la bici y de mi amiga hasta aterrizar de boca en los bordillos de la calle que estaban arreglando. Mi tía que me vio caer salió corriendo haci mi y despues de vaciarme la boca de arena se dieron cuenta que me había partido la boca y que tenia el labio colgando, conclusión en una boca de 6 años 9 puntos por fuera y 28 por dentro, hoy solo tengo una pequeña marca de aquel día y el recuerdo de lo asustada que estaba mi amiga porque todo el mundo le regaño a ella, cuando fue un accidente. Pero sigo montando en bici, aun con aquel recuerdo poco agradable.bs

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras, el blog crece con tu opinión!