Un rubor del pasado - Maderas de Oriente

8:30

¡Hola!, muchos de vosotros ya me habréis leído en Twiter y/o Instagram, pero tenía que hacer un post especial para este producto. 

Os hablo de los coloretes de la marca Maderas de Oriente. Seguro que muchos de vosotros conocéis estos productos, es un referente de cosmética sobretodo porque nuestras abuelas y madres lo han usado y en mi caso con 29 años que tengo también. Fue uno de mis primeros cosméticos, recuerdo que me compre los polvos de seda en el Corte Ingles de Callao cuando una de mis abuelas me dio la paga y unas Navidades fuimos a pasear por Madrid. Por aquel entonces tan solo empezaba a moñear con las pinturas y lo único que conocía era lo que usaba a escondidas del tocador de mi madre o mi abuela. Sin embargo jamás encontraré un olor tan caracteristico y tan limpio como los productos de Maderas de Oriente, (Ojo, esto no es un post patrocinado ni mucho menos) ese olor me encandila y me traslada a esos años en los que empezamos a descubrir el mundo de los productos de belleza. Olor a polvos de talco con un perfume especial, ojalá alguien creará un ambientador o un suavizante de ropa con este olor, si recordáis el post anterior en el que os contaba mi opinión sobre un par de productos de Dove AQUÍ. Una de las caracteristicas que resaltaba era el olor y la sensación a limpio que te deja, pues con estos productos pasa algo muy parecido. Ese olor a impoluto que debería de permanecer en el tiempo.









Y eso es lo que ocurre con Maderas de Oriente que se mezcla su uso en el pasado con tres generaciones (en mi caso) y un olor que embelesa y cuando lo veo triste detras de un mostrador como si nadie lo quisiera aún lo necesito más. En este caso no debería de considerarse compra compulsiva si no sensitiva, y es que no lo dudé cuando ví estos coloretes o en su defecto este "rubor" como lo llama la marca y como así lo hacian hace tiempo. Es el tono 05 Arenas.

Los puntos a resaltar en el producto son sin duda:

1.- El Olor (si otra vez que pesada soy) 

2.- Tamañano y precio (fueron menos de 4€) y,

3.- Lo más importante, su pigmentación. Con muy poca cantidad de producto consigues muy buenos resultados. No hay que abusar a la hora de aplicar, mejor soplar la brocha o sacudir para evitar los tipicos coloretes de pepona, (que los años 80 ya pasaron amigas)



Espero que me contéis que os parece el producto y si lo habéis probado ¿qué os parece? 

Gracias por leer y comentar, es un placer contar con vosotros en el blog.


Twitter   -   Instagram  -  Facebook

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Yo usé alguna vez los polvos de mi madre jeje!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Llevo tiempo detrás de él, pero jamás lo he encontrado.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Siempre que he visto que lo regalaban con revistas tenía curiosidad, pero la verdad es que nunca he picado con la marca.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras, el blog crece con tu opinión!