Tres días en Londres - Parte I

8:30

Ummmm como esperaba escribir esta entrada, tenía tantas ganas de contaros todo lo que vi en Londres!

Empezaremos contando que Londres es una ciudad cara, pero creo que el resto de características hacen que te olvides de esto, bueno eso...y el no estar acostumbrado a pensar en Libras.

Londres es bonita, limpia, completa, con variedad en sus gentes y muchas oportunidades. Cuando hablo de oportunidades quiero referirme a todos aquellos que han hecho su maleta no solo para conocer la ciudad sino para quedarse, y lo han conseguido!



El principal consejo si quieres visitar la ciudad es que busques un lugar para alojarte barato con las comodidades mínimas, (cama y ducha) y el resto del tiempo lo emplees en patearte la ciudad como dios manda. Son tres días tan solo dos noches que se pasaran volando, y solo querrás llegar a la habitación para dormir placidamente.

Nosotros escogimos una habitación doble con ventana (quedaros con estas palabras que cuando veáis el vídeo de la habitación alucináis fijo) en la cadena Easy Hotel concretamente en el Easy Hotel Victoria, a 5 minutos andando de la estación Victoria y muy cerca del famoso Bakingham Palace.






El primer día entre que aterrizamos en el aeropuerto de Gatwick y cogimos el tren que te lleva hasta Victoria Station, hicimos el chek-in dejamos maletas, etc... decidimos comenzar la toma de contacto con la ciudad. Paseamos hasta llegar a la Abadía de Westminster, el parlamento, Big-Ban, Golden Eye, hasta llegar al Bakingahm. Cenamos en un Tailandés unos estupendos noodles megapicantes de los que jamás me olvidaré. (Si. Así picaban...)
Os dejo un resumen fotográfico de la primera toma de contacto con Londres.



















Antes de viajar siempre recurrimos a la conocida guia Loonly Planet, hemos utilizado esta guía en diferentes ciudades y siempre nos ha dado buen resultado. Eso e indagar por blogs y webs de viajes donde puedes conocer de primera mano la opinión de los viajeros.

Cuando llegamos al Aeropuerto de Gatwick lo primero que hicimos fue buscar las taquillas para poder comprar un billete de tren que nos llevara hasta la estación Victoria. Podemos encontrar billetes sencillos o de ida y vuelta en nuestro caso compramos el sencillo y nos costó unas 14 Libras.
El trayecto hasta la estación Victoria fue de media hora larga, desde alli andamos durante 5 minutos hasta llegar al Easy Hotel Victoria, donde soltamos las maletas, nos dimos una buena ducha y comenzamos a patearnos la ciudad.

Los consejos generales de este viaje son sencillos, un calzado comodo y muchas ganas de conocer y visitar. Desde nuestro hotel comenzamos a caminar hasta llegar a la ribera del río desde ahí puedes ver el inmenso Golden Eye adueñandose del Tamesis y llamando la atención de los caminantes. Parate y visualiza como comienza a caer el sol pero no esperes mucho tiempo o serás atacado por los famélicos mosquitos.
Continúa el paseo y llega hasta la abadía de Westminter y el parlamento, puedes llegar a pie o desde la parada de metro St James Park o en la aprada de Westminter. Si continuas andando bordeando el parlamento te encontraras de frente con el Big Ben, es realmente llamativo y precioso. La torre con el gran reloj de puntualidad britanica alberga en su interior una gran campana de 14 toneladas.
Para terminar por esa zona volvimos al Tamesis para disfrutar de unas nuevas vistan del Golden Eye.

Para ser el primer día y toma de contacto con la ciudad estaría bien pero no teniamos muy claro el tiempo que ibamos a tardar en ver todo lo posible por lo que seguimos caminando hasta toparnos con la National Gallery y llegar hasta Picadilly Circus y disfrutar de una estampa típica el edificio con luminosos en el que deberas hacer parada obligatoria y fotografiar con su gran variedad publicitaria.

Para termianr la jornada había que reponer fuerzas y decidimos entrar en el restaurante Noodle Noodle situado en 18 Buckingham Palace rd., donde disfrutamos de unos Noodles bien picantes. El sitio no llamará tu atención desde fuera pero es muy recomendable ya que el precio es bueno y la comida esta buenisima, el personal muy amable y hablaban perfectamente el español.

De vuelta al hotel solo nos quedaba organizarnos los dos días restantes para seguir aprovechando el tiempo, y dormir a pierna suelta despúes de la larga caminata.


¿Os habéis quedado con ganas de más?

¡Muy pronto os contamos el resto!


Feliz comienzo de semana

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Me encantaría ir! Es un sitio con encanto!
    Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras, el blog crece con tu opinión!