Riviera Maya - Biosfera Tortugas (Cenotes - Playa Akumal - Reserva Sian Kaan)

14:43

Cada vez que redacto una entrada sobre mi último viaje a Riviera Maya me entra una nostalgia que solo se cura volviendo a viajar de nuevo a este maravilloso lugar, pero de momento habrá que esperar no todos los años uno puede pegarse un viaje de esas dimensiones.

Si hubo una excursión que me gustara de verdad y en la que disfrutara fue "Biosfera Tortugas" la más autentica, real, y con buen rollo a la que he asistido jamás.

Un minibus nos recogió a un total de 5 parejas y nos llevo a pasar uno de los mejores días de mi vida. Buena gente, paisajes de ensueño, aventura, intriga, cansancio, risas, tengo cientos de palabras que describen ese día.


Comenzamos con la visita a uno de los cientos de cenotes que existen en la península de Yucatán, el cenote de CHIKIN-HA este cenote es uno de los más completos ya que podemos ver 3 de sus versiones, totalmente abierto, semi abierto y otro dentro de una cueva. Cuando entras a un cenote de estas características, simplemente te quedas de piedra, la luz se refleja en el agua apreciando un juego de colores entre verdes y azulados que invaden toda la superficie. 












Ya preparados con nuestro equipo de snorkel nos adentramos en cada uno de ellos y disfrutamos al máximo cada recoveco. Es toda una aventura poder hacer esta actividad. Todos los cenotes tienen el agua fresca que te reconforta entre todo el calor y humedad en el ambiente. Si lo pruebas no querrás salir y repetirás seguro.

Después de un par de horas en los cenotes, cambiamos el rumbo, montamos en nuestro minibus y nos dirigimos a la playa de Akumal donde nos espera otra actividad impresionante, nado con tortugas.

La playa de Akumal es esa playa paradisiaca de las películas que crees que no existe. Pues si, realmente existe, y es el paraíso. Arena fina blanca, agua cristalina, palmeras de cocoteros, y chiringuitos con comida y bebida típica mejicana. Pero lo que hace a este lugar impresionante es poder disfrutar de la flora y fauna marina en todo su esplendor, tortugas, mantas, corales un lugar de ensueño para los amantes de la naturaleza. Hay que resaltar que los mejicanos tienen mucha conciencia con el medio ambiente, siempre cuidan al detalle que no se usen "bloqueadores químicos" lo que nosotros llamamos protector solar, playas realmente limpias, creo que son verdaderamente cuidadosos y detallistas.










Tras esta gran aventura toca reponer fuerzas para continuar con la segunda parte de la excursión, viaje en lancha por la reserva de Sian Kaan, donde nos espera el descenso por los manglares con tan solo un chaleco salvavidas.



Llegamos a puerto y nos dan los chalecos salvavidas, en ese momento creo que empiezo a ser algo consciente del peligro de la excursión, parecía la selva, ¿manglares? esa palabra equivale a ¿habrá cocodrilos? pues que queréis que os diga que aunque los guias nos decían que no, al finalizar la excursión comentaron algo sobre un jaguar, y sobre algún que otro reptil, (pero esto lo borre de mi recuerdo ya que ojos que no ven corazón que no siente) y cuanta razón lleva el refrán.

El conductor de nuestra lancha le dio caña rápidamente y comenzó una carrera entre las dos lanchas, parecía que estábamos en una autentica persecución, (me río al recordarlo) en serio fue muy emocionante. Llegamos a una especie de embarcadero donde comenzaba un antiguo canal Maya, utilizado por los barcos para transportarse gracias a la corriente que les empujaban a nuevo puerto. Y eso fue lo que hicimos literlamente, ser empujados por la corriente del agua hasta el otro lado de los manglares con tan solo un chaleco salvavidas que nos protegía de . . . pues sinceramente no se de que! No quiero imaginarme nada más, tan solo quedarme con este grato recuerdo de un día maravilloso en el que disfrute como una niña pequeña y hice cosas que jamás pensé que haría, nadar con tortugas de cerca? bañarme en increíbles cenotes? montar en una lancha y recorrer un gran lago hasta llegar a esos maravillosos manglares, con ese cielo azul y esa luz, esas aguas de colores penetrantes que te dejan perplejo hasta mirando de reojo? es la excursión que todo el mundo debe hacer si viaja a Riviera Maya.

 








No se sí alguna de las personas que disfrutó de esta excursión me leerá en algún momento pero desde aquí quiero deciros que fue un día impresionante por el lugar y por cada una de las personas con las que compartimos este momento. Agradecer a Jean Paul nuestro guía cada rincón que nos mostró, y el buen rollo que desprendía, a José el conductor de nuestro minibus que amenizó cada viaje, cantando canciones entre todos, gastándonos bromas, a todos vosotros os guardo en uno de mis mejores recuerdos sin duda alguna.


Espero que hayáis disfrutado tanto como yo recordando este día, las imagenes aunque alguna no tenga mucha calidad hablan por si solas, pero recordar algo,

 “El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página”


Twitter   -   Instagram  -  Facebook

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Que envidieja!!!!!!!! jejeje. Por cierto te queda genial la cinta de florecitas en el pelo, tu siempre chic, hasta en el barquito. un besote guapa

    ResponderEliminar
  2. woaaa vaya experiencia chula, qué fotazas!!

    ResponderEliminar
  3. Debió de ser un viaje de ensueño! las fotos son una pasada y tu cara lo dice todo...pura felicidad! No me extraña que al recordar este viaje te entre nostalgia. Bss:)
    Por cierto, gracias por lo del comentario en el post de ayer sobre la película " War horse", no tenía ni idea de que el pobre caballo hubiera sufrido durante el rodaje , daba por hecho que era ficción y que en este tipo de películas primaba el cuidado de los animales.:(

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras, el blog crece con tu opinión!